6ª Legua Nocturna Zagros con Bebé a bordo

Llegó la semana de celebración del 18º Aniversario de Club Zagros Sport y con ello la célebre Legua Nocturna Zagros.

Este año no pensaba correrla, más que nada porque estoy embarazada y Carolina llegará a principios de septiembre. Pero el gusanillo de las carreras sigue también mi interior y unos días antes de celebrarse la Legua, decidí apuntarme y hacerla andando.

Durante el embarazo, lo que te recomiendan es hacer deporte y sobre todo andar. Eso no he dejado de hacerlo todos los días desde que el ginecólogo me lo recomendó. El lunes y miércoles antes de la carrera, anduve el circuito de la Legua, para saber más que nada, cuánto tiempo iba a tardar en terminarla. Una hora, era el tiempo previsto para hacer los 4’82km que tiene la Legua Nocturna de Zagros Sports.

Durante la semana, Mariajo y Vero se animaron a acompañarme y el mismo día de la Legua, Pam, con su peque dentro, también se decidió a tomar la salida con nosotras.

No sé porqué, pero los minutos anteriores al pistoletazo de salida, volví a tener el nerviosismo que caracteriza a los corredores antes de empezar cualquier carrera, quizás porque esta carrera iba a ser especial.

Nos colocamos casi al final del pelotón. Mariajo y Vero muy pendientes de nosotras hacían de barrera para evitar algún empujón.

Las cuatro estamos a acostumbradas a correr y hacerlo con el pelotón, pero nuestra sorpresa llegó pronto, cuando antes de cubrir el primer kilometro nos quedamos las cuatro solas y detrás de nosotras, el coche escoba de Protección Civil!!!!

La gente corría o trotaba, pero nosotros andábamos y éramos las últimas. Casi todos los corredores tememos llegar a meta el último, pero esta vez las cuatro estábamos encantadas. Estamos teniendo nuestros minutos de gloria, con las luces de la ambulancia detrás nuestra!!!

Cuando cubrimos la mitad del recorrido, el coche de Protección Civil, nos dejó para atender al resto de corredores. Vaya!! Ya no íbamos a entrar con las luces del coche escoba a nuestras espaldas.

La segunda parte del recorrido de la Legua era cuesta abajo prácticamente y se podía andar más rápido. Alguien nos dijo entonces que, teníamos que trotar un poquito,” ¿Pero cómo? contestamos, ”Llevamos BEBE A BORDO!!”

Al poco tiempo, empezaron a pasarnos los corredores que estaban haciendo las 2 Leguas. Como íbamos andando por la acera, tal y como nos pidieron los chicos de Protección Civil, nos dedicamos animar a todo corredor que nos pasaba. Los tres primeros chicos volaban, las chicas no tardaron mucho en rebasarnos (con David de guía en la bici).

El público no paraba de aplaudir y animarnos. Nos dio tiempo a fijarnos bien en los policías municipales, voluntarios y en los corredores, la mayoría muy amables y sirviéndonos de aliciente. Nos hicimos alguna fotito por el camino y sólo nos faltó pararnos a pedir números de teléfono a alguno con buen cuerpo que pasaba por allí. Cuando quisimos darnos cuenta estábamos llegando al final de la Legua

Unos metros antes de llegar a meta Isma nos adelantó al grito de “Vamos Carolina” y en la llegada a Meta, Pam y yo nos cogimos de la mano y con nuestros Bebés a Bordo cruzamos la línea de meta en 51’54con una felicidad interior indescriptible. Una buena experiencia y un gran evento para recordar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s