Cuestas I

Utilizar las cuestas en nuestros entrenamientos.

Debemos utilizarlas ya que no corremos sobre plano ni caminamos sobre plano de forma habitual. La mayoría de las carreras tienen algo de perfil ya sea positivo, negativo o ambos.

Este trabajo lo debemos utilizar no solo para mejorar nuestras marcas en las carreras, además las como trabajo de fuerza para nuestras piernas, permitiéndonos correr mejor y tener una mejor zancada.

Podemos diferenciar las cuestas por su longitud y su porcentaje de pendiente e incluso su desnivel, si este es positivo o negativo.

Según su longitud:

Cuestas cortas: de unos 30 m. – 50 m.

Cuestas medias: de unos 100 m. – 200 m.

Cuestas Largas: de 400 m. en adelante.

Según su porcentaje de pendiente:

Pendiente baja: 4% – 7%

Pendiente media: 8% – 12%

Pendiente alta: 15% – 25%

La combinación de estos factores determinara el tipo  de entrenamiento buscado.

Por ejemplo: Para un trabajo aeróbico, utilizaremos cuestas largas con baja pendiente, usando el desnivel positivo como trabajo central y el desnivel negativo a modo de recuperación. (recomendable en preparación de 10 Km.)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s